Las vacaciones son el periodo del año donde se producen más robos en viviendas, el calor nos lleva a la playa y deja las viviendas vacías y en muchos casos desprotegidas. De hecho se triplican las intrusiones con respecto a otras épocas del año.

La llegada de la crisis ha provocado un aumento de cerca del 70% en los robos, es más, durante el tiempo que vas a dedicar a leer este post, se habrá producido un robo en una vivienda y, por contra de lo que todo el mundo piensa, si vives en un piso tienes un 7% más de posibilidades de sufrirlo.

Si vives en un piso tienes un 7% más de posibilidades de sufrir un robo.

En vacaciones se triplican los robos en viviendas.

En el tiempo que estas dedicando a leer estos consejos, se estará cometiendo un robo en una vivienda.

Para evitar llevarte un susto al volver de vacaciones, te damos 7 CONSEJOS que deberías seguir.

 

1. Cierra bien puertas y ventanas

Sabemos que tienes muchas ganas de irte de vacaciones y disfrutar de esos días de descanso que te tienes merecido. Sin embargo, no te olvides de comprobar que dejas todas ventanas y puertas de tu casa correctamente cerradas; y recuerda, no dejes la lleve debajo del felpudo.

 

2. Sube las persianas

Aunque no estés en casa, debe parecerlo. Es importante que dejes las persianas un poco subidas, darás un poco de luz a tu casa, evitarás que se mueran tus plantas y tu hogar tendrá un aspecto de normalidad.

 

3. Deja alguna luz encendida

Como hemos dicho antes, debe parecer que hay alguien en casa. Es una buena idea dejar alguna luz encendida, es más, mejor idea será programar su encendido a diferentes horas, ahorrarás luz y simularás que la casa está habitada. Si te resulta más fácil, existen “cacharros” que nos permiten programar el encendido de la luz a diferentes horas, incluso puedes contar con sistemas de hogar inteligente para gestionarlo.

 

4. Olvídate del selfi en la playa

Nos encantan las redes sociales y queremos presumir de nuestro destino vacacional. Llevamos meses pensando en la foto de nuestros pies en la playa, la cerveza en el chiringuito o… pues bien, es un error. Estas dando una información muy valiosa al amigo de lo ajeno. Por favor, no le facilites la tarea pregonando el tiempo que estarás fuera. Revisa la privacidad de tus redes sociales y conten la emoción de decir a todo el mundo que estás de vacaciones.

Revisa la privacidad de tus redes sociales y aguanta a volver de la playa para publicar tus fotos, no les facilites el trabajo a los ladrones.

5. Encarga a alguien que recoja tu correspondencia

Un buzón rebosante es una señal inequívoca de que recibes publicidad por encima de tus posibilidades, pero también dice no estás en casa desde hace días. Habla con tu vecino o con algún amigo y pídele que coja tu correo de forma periódica.

 

6. Deja una llave a alguien de tu confianza

Si no te llevas a la suegra o al suegro de vacaciones, son buenos candidatos para tener una copia de las llaves de tu casa. Podrán ir de vez en cuando y comprobar lo poco que limpias, pero también dará un aspecto de normalidad en tu hogar, recuerda que los cacos dejan señales para saber si llevas mucho tiempo fuera de casa.

 

7. Y sobre todo, confía en tu asesor de seguridad

Recuerda que las vacaciones son las fechas en las que más robos se producen.
Si no tenemos la suerte de que seas cliente de Laysan Seguridad, contacta con nosotros y solicita, sin compromiso, una evaluación de la seguridad de tu vivienda o negocio. Estudiaremos de forma personalizada tus necesidades y te aportaremos las soluciones adecuadas.

 

 

Te lo recuerdo, DISFRUTA de las vacaciones, te lo tienes merecido, del resto nos encargamos nosotros.